Desde el principio de los tiempos,
Los ríos han sido las arterias que transportaban vida...

Las montañas y la tierra fueron mi piel...
Los bosques y la selva mi pelaje...

Todo estaba en permanente armonía...
Hasta que apareció el ser más cruel y caprichoso que jamás conoció este planeta...

¡¡¡el hombre...!!!

Una forma de vida supuestamente inteligente,
Desperdiciada por la codicia, la violencia y la intolerancia...

Yo soy gaia, la madre naturaleza,
Y todo el mal que me hagas

¡¡¡te lo devolvere!!

Composição: