La Cantata del Diablo

Mägo De Oz


In nomine Diabulus et
Belial, Satan, Lucifer, Astaroth er Yahve

Cae la noche, niebla eterna
Ocúltase ya la luz
Frio yermo, rompre, hiela
Lagrimas del corazón

Sueña la vida que se ve morir
En trozos de miedo es duro vivir
Sueños de muerte, desvélate
Santa condena, auto de fe

En nombre de la única religión
Dictamos sentencia y te condenamos
A la piadosa purificación
Del fuego y el dolor

En manos de dios tu debes de poner
Tu alma, tu hacienda y todos tus pecados
Acepta a cristo y encomiéndate
Pues pronto darás cuentas a él

Diabulus in gaia
Missit me dominus

Diabulus in gaia
Missit me dominus

Quisiera ser el viento
Para poder huir de mí
Que calle el silencio, enmudezca el terror
Quisiera no morir

Me inventaré otra vida
Mis sueños decoraré
Y los cubriré de tus besos - pensó
Quemad mi alma también!

¿Reniegas de satán, de sus obras y sus vicios?
¿De la necromancia, de la magia y del tarot?
Yo soy la virtud de la iglesia y sus principios
Si no te arrepientes, tu alma se condenará

Hoy la libertad se ha quedado dormida y en silencio
Hoy la libertad ha cerrado por defunción
Hoy la libertad se ha muerto de pena y melancolía
Hoy no hay libertad
Hoy dios no está aquí ni vendrá

Quisiera ser olvido
Para nunca recordar
Quisiera ser brisa, y así acariciar
La vida una vez más

Qué fría es la promesa
De otra vida junto a dios
Si en esta no estuvo, ni supo de él
La hoguera es su ataúd

Antes de morir y que el fuego haga su oficio
¿Aceptáis a cristo, a su iglesia y su poder?
¿Renunciáis al dios llamado naturaleza?
Gaia es sólo madre del pecado y del terror

Hoy la libertad
Se ha quedado dormida y en silencio
Hoy la libertad ha cerrado por defunción
Hoy la libertad se ha muerto de pena y melancolía
Hoy no hay libertad. Hoy dios no está aquí ni vendrá

Gaia

Hoy la vida llueve penas
Gotas de desesperación
Mis lágrimas son ríos, venas
Desangrándome el corazón

La memoria de una mujer
Son los besos que recibió
En tus labios yo viviré
Y en tu olvido, yo moriré

Hoy mis lágrimas se quieren suicidar
Acurrucadas, morir en tu piel
Han nacido secas, tienen sed
Mi llanto hoy se quiere morir

Como un beso prometido
A tu alma es mi voz
Soy lo muerto y lo vivido
Soy la calma, soy tu dios

Cierra los ojos y te llevaré
Donde los sueños se hacen canción
La vida duele, te curaré
Duérmete y sueña, te acuna mi voz

Hoy mis lágrimas se quieren suicidar
Acurrucadas, morir en tu piel
Han nacido secas, tienen sed
Mi llanto hoy se quiere morir

Si tus lágrimas se quieren suicidar
Guárdalas, pues vas a llorar
Llorarás oceanos de paz
Duérmete, ya no hay dolor

En nombre de la libertad
La fe en uno mismo y la paz
Quemad las banderas!!
No a la religión!!
Y que tu dios sea canción
Compuesta con el corazón
Y que tu país sea donde te lleven los pies

Missit me dominus
Missit me diabulus
Missit me satanas

Gaia

Ahora al fin soy aire, y mi maldición caerá
El fin de la iglesia muy pronto vendrá
Mi voz despertará

Hoy la libertad se ha quedado dormida y en silencio
Hoy la libertad ha cerrado por defunción
Hoy la libertad, se a muerto de pena y melancolía
Hoy no hay libertad, hoy dios no está aquí ni vendrá

Hoy la libertad se ha quedado dormida y en silencio
Hoy no hay libertad, hoy dios no está aquí
Hoy Dios no está aquí
Hoy Dios no está aquí ni vendrá

Padre Nuestro, de todos nosotros
De los pobres, de los sin techo
De los marginados y de los desprotegidos
De los desheredados
Y de los dueños de la miseria
De los que te siguen
Y de los que en ti ya no creemos

Baja de los cielos
Pues aquí está el infierno
Baja de tu trono
Pues aquí hay guerras, hambre, injusticias
No hace falta que seas uno y trino
Con uno sólo que tenga ganas de ayudar, nos bastaría
¿Cual es tu reino? ¿El Vaticano?
¿La banca? ¿La alta política?
Nuestro reino es Nigeria, Etiopía, Colombia, Hiroshima
El pan nuestro de cada día
Son las violaciones, la violencia de género
La pederastia, las dictaduras
El cambio climático

En la tentación caigo a diario
No hay mañana en la que no esté tentado de crear a un Dios humilde
A un Dios justo
Un Dios que esté en la tierra
En los valles, los ríos
Un Dios que viva en la lluvia
Que viaje a través del viento
Y acaricie nuestra Alma
Un Dios de los tristes, de los homosexuales. Un Dios más humano
Un Dios que no castigue, que enseñe
Un Dios que no amenace, que proteja

Que si me caigo, me levante
Que si me pierdo, me tienda su mano
Un Dios que si erro no me culpe
Y que si dudo me entienda
Pues para eso me dotó de inteligencia
Para dudar de todo

Padre Nuestro, de todos nosotros
¿Por qué nos has olvidado?
Padre Nuestro, ciego, sordo y desocupado
¿Por qué nos has abandonado?

Submit Translation Add to playlist Size Tab Print Correct