Marta Nuñez Corregidor
se crión en los montes como yo,
pero se marchó
con un operario de capital mayor
que conoció en un ascensor.

Ahora vive en la ciudad
y corre por el parque
con un chandal rojo y gris
cada domingo.

Tus hijos crecerán odiándote.
Barrio Triste
que censa cada día un loco más.
Angel Triste,
regresa a tus montañas de ayer.

Marta Nuñez Corregidor
y su esposo que es soldador
ven cada noche televisión
y ya tienen un hijo
para la ciudad.

¡Qué delicia la capital!
Cada cual con su transistor.
Que moderno ha de ser morir
aplastado por tus cien mil
congéneres del metro,
cuando vuelves de correr
como cada domingo.

Tus hijos crecerán odiándote.
Barrio Triste
que censa cada día un loco más.
Angel Triste,
regresa a las montañas, tu humilde hogar.
Tus hijos crecerán,
y tú tambien

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct