Si tú te vas y yo también,
no quedará nada,
ni los momentos buenos.

Si tú te vas y yo también,
no quedará nada,
ni los momentos buenos.

Una vez estuve a punto de atraparlo todo,
una vez estuve a punto de entenderlo todo,
pero como una señal
tan pequeña como un gesto microscópico,
sintomático, energético e histérico,
la nada se quedó,
y ahora yo me peleo por poderlos recordar...
los momentos buenos.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct