vistas 60

Latináfrica

Quilapayún


Oigo el rumor
de cajones y tambores,
de mar a mar,
por los ríos interiores;
viene del Sur y del golfo allá en el Norte,
su repicar,
su llamado al horizonte.

Quiero escuchar
el sonido de los bosques
y despertar
en la libertad del monte;
reconocer,
en el suelo americano,
la claridad
del camino más lejano.

Amar
la luz nueva de este mundo
amor
que decide verso y rumbo.

Blanca la flor
que despierta en nuestro día,
Negra la voz que ilumina la alegría,
Indio el color
que asegura el sentimiento
de la verdad
que Mestizo es nuestro tiempo.