vistas 1.023

Apocalipsis

Tierra Santa


Con siete sellos se encerró
y el fuego eterno guardó
el mal de su estampa

Escrito está que se han de abrir
y de uno en uno han de salir
los cuatro jinetes del mal

Ha de llegar el destino
que ha forjado el camino
que nos trajo hasta aquí

La guerra, el hambre
la peste y la muerte
nos harán sucumbir

Hoy, el principio y el fin
beberán con el hombre
el agua de la vida

Hoy la mentira
ha de llegar a su fin
y el fuego será su guía

Ven
Aunque perezca la luz
aunque se extinga el edén
puedes tu alma salvar
y del agua beber

Ven
Aunque perezca la luz
aunque se extinga el edén
puedes tu alma salvar
y del agua beber