Madrid la noche se vuelve de esparto,
cuando llega la despedida
hay un hueco a medida, para el polizonte
se marchó lejos de su casa, con el corazón en rodaje
a cambio de ese pasaje, vendió su alma al diablo.

Hoy de nuevo le vi pasar, algo triste pero amable
siempre infatigable, tras el pan y la sal
hoy de nuevo le vi pasar, tenía los ojos alegres
alguien le dio noticias breves, de su pueblo natal
El pecado de ser africanos en madrid
abrí los ojos para ver, que no llega el sol aqui
el pecado de ser ébano, sangre y marfil
si miras bajo su piel, hay un mismo corazón
Quizás con un poco de suerte, llegarás hasta la "gran vía"
sin que la policía te pida el pasaporte
si la luna está de tu parte, por ventura tendrá su cama
hecha de hojas y ramas, en "la plaza de españa"

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct