Frente al mar, frente a Dios,
empapada de noche y de pena mi voz
se estremece en el último adiós.

Frente al mar, frente a Dios,
yo te ruego que, al menos,
me digas por qué me castigas.

Frente a Dios, frente al mar,
yo pregunto si acaso el delito fue dar,
siempre dar, sin pedir más que amar.

Yo no sé, qué pasó,
yo no sé por qué fue
que la luz del amor se apagó.

Sólo sé que te vas
y que el viento, en tu nombre,
parece gritar: ¡Nunca más!

Música.

Yo no sé, qué pasó,
yo no sé por qué fue
que la luz del amor se apagó.

Sólo sé que te vas
y que el viento, en tu nombre,
parece gritar: ¡Nunca más!

Ya lo sé, nunca más, frente al mar, nunca más.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct