¡Hay caminos que no se olvidan jamás!
¡Malezas que no pueden avanzar!
¡Y cantos de sirena que escuchar!
¡Inolvidables nombres!

frentes altas
angustia y decisión
y un llanto apagado por el calor
(de las balas)

¡Sol! - gritaron a unisono con su voz
y fueron a dejar su vida allí:
al mundo de injustcias y dolor,
tras un hondo respiro

y acarician sus rostros la canción
que los cisnes se aprestan a entonar
previamente a su desaparición:
la de una vida como una flor
... inmensidades..

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct