Aquí el poder, cualquier poder,
siempre es y ha sido patrimonio de
de esos que hacen de él
siempre el peor uso que se puede hacer.

Todos los que se le han acercado
han sucumbido ante sus embrujos,
se han sentido deslumbrados
por el destello de su dominio.

Desde el principio de los tiempos
ha convertido el sufrimiento,
el miedo y el dolor ajenos
en su razón y fundamento.

Su objetivo siempre fue el poder
y el nuestro es acabar con él.

Y es que el poder, cualquier poder,
ha conseguido siempre corromper
a todo aquel, a cualquiera que
se haya sentido tentado por él.

Nadie escapa ni huye de su influjo,
tal es su fuerza, tal es su pulso,
él protege a los que le sustentan
y reprueba a los que se le enfrentan.

Desde el principio de los tiempos
ha convertido el sufrimiento,
el miedo y el dolor ajenos
en su razón y fundamento.

Antes, antes o después.

Desde el principio de los tiempos
ha convertido el sufrimiento,
el miedo y el dolor ajeno
en su razón y fundamento.

Su historia no,
se escribe con otra cosa que con,
la sangre de quienes fueron y son,
usados como carne de cañón
por quienes mejor rinden culto a la ambición.

Responsable y origen del mal
que ha atenazado a la humanidad,
desde el primer día a la actualidad,
un mal que algún día la sepultará.

Su historia está escrita
a sangre y fuego en la historia de la humanidad.

Su historia está escrita,
sólo falta escribir su epitafio y su final,
su cruel final.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct