reproducciones 40.473

Cuando el mundo te inunda de fatalidad
Y te agobia la vida con su mucho afán
Y se llena tu alma de preocupación
Y se seca la fuente de tu corazón

Cuando quieres huir, por que no puedes mas
Por que solo te sientes entre los demás
Y no hay más en tus ojos brillo y emoción
Y se cierra tu boca por que no hay canción

Puedes sentarte a sus pies
Y de sus manos beber
La plenitud que tu alma necesita

Puedes sentarte a sus pies
Y cada día tener
Una nueva canción y nueva vida

A sus pies hay paz, gracia y bendición
A sus pies tendrás, luz y dirección

La plenitud en él, nunca se agotara
Puedes descansar, en su presencia