Sube el calor, adentro,
somos dos
y gana el silencio,
se abre el telón
y al descubierto
vemos latir dos corazones al tiempo;
tú que yo, yo que tú
si temor
que hoy la noche es azul
y ha venido a ofrecer protección.
déjame entrar, déjame ver,
baja la luz para mirarte bien
sírvete tú y sírveme
hay ciertos besos que despiertan la sed

Dulce sabor, eterno,
Se contagia en la piel
como fuego sin control,
sin freno,
que arderá mientras nos queme el deseo
tú que yo, yo que tú
si temor
que hoy la noche es azul
y ha venido a ofrecer protección.
déjame entrar, déjame ver,
baja la luz para mirarte bien
sírvete tú y sírveme
hay ciertos besos que despiertan la sed.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct