Photo of the artist Les Luthiers

La Princesa Caprichosa

Les Luthiers


Marcos Mundstock: Dentro de la composición del célebre compositor Johann Sebastian Mastropiero los títulos de sus obras merecen un capítulo especial. Muchas veces están inspirados en conocidos títulos de otros compositores, como por ejemplo su séptima sinfonía, "La Patética". En rigor el calificativo patética debería aplicarse a toda su producción. También han pasado a la historia otras sinfonías de Mastropiero con apelativos más familiares como "La Sinfonía Improvisada", "La Imperfecta", "El Mamarracho" y "La Asquerosa". Mastropiero tuvo una vida erótica tumultuosa que también se refleja en los nombres con que se conocen sus sinfonías. Así tenemos por orden la número tres, "La Fogosa", la número quince, "la Reflexiva" y la número dieciséis "la Inconclusa". Por último su sinfonía número diecisiete en Fa mayor "la Impotente". Tampoco debemos olvidar su ópera "Non Voglio Manjare:no, no e no!" subtitulada "Capricho Italiano" o su famoso ballet "Las sílfides, y como prevenirla". Pero uno de sus títulos más curiosos es el de la obra que escucharemos a continuación: "De cómo la princesa Cunegunda de Rochester se burló de su enamorado Robin de la Parmentier en complicidad con su paje (el paje de ella) y de cómo despreció sus instrumentos musicales uno a uno"... ¡Empate! Claro, como dice uno a uno... No, yo cuando lo ví... je, je, je. No, pará, le explico. Eh....No, no... Escuchemos pues esta deliciosa partitura de Mastropiero.

Jorge Maronna:
Un tenaz enamorado va a cantar su serenata.
La princesa lo ha hechizado con sus cabellos de plata.
(Carlos Núñez entra en escena tocando una flauta)
Carlos Núñez: ¡Te amo, te amo! ¡Y tu amor reclamo!
Carlos López Puccio:
No se ofenda si le cuento que el gran duque Juan Cardoso
utiliza un instrumento francamente más grandioso.
(Carlos Núñez sale de escena y vuelve a entrar con el "Bass-Pipe a Vara")
Carlos Núñez:¡Te amo, te amo! ¡Y tu amor reclamo!
Carlos López Puccio:
Pero Cardoso me mata con su físico de atleta
cuando me da serenata mientras anda en bicicleta.
(Carlos vuelve a salir y entra montado en la "Mandocleta")
Carlos Núñez:¡Te amo, te amo! ¡Y tu amor reclamo enérgicamente!
Carlos López Puccio:
Cardoso es casi perfecto y me enamora como pocos
cuando toca su instrumento hecho con catorce cocos.
(Carlos cada vez más enfadado sale y vuelve a entrar con la "Marimba de Cocos")
Carlos Núñez:¡Te amo, te amo! ¡Y mi amor es más grande que el de Cardoso!
(En ese momento irrumpe Daniel en la escena con el fuelle de la obra anterior...)
Carlos López Puccio:
Cardoso logra al momento que mi corazón se ablande
cuando toca su instrumento verdaderamente grande.
(Carlos abandona la escena una vez más y entra con la "Gaita de Camara")
Carlos Núñez:¡Te amo, te amo, te amo. Te amo, te amo, te amo! ¡¡Y tu amor exijo de inmediato!!
Carlos López Puccio: Es posible que algún día a Cardoso haya olvidado
Jorge Maronna: Pero ahora antes de irse déjenos todo ordenado.
Carlos Núñez: Pero al final, ¿Porqué no se casó con Cardoso?
Carlos López Puccio: Cardoso es casi perfecto, lo ves y ya lo quieres.
Jorge Maronna: Pero tiene un gran defecto: No le gustan las mujeres.
Carlos Núñez:
Veo que Cardoso tiene algo que la enamoró.
Y si a usted no le conviene... ¡Con Cardoso me quedo yo!

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct