Era una vez un poeta que amante
Dejó sus flores correr por el río
Para su amor que esperaba distante
Con ansiedad el envío del amor.

En las alas del recuerdo recorriendo mil destinos,
No doliendo del pasado y hace un alto en el camino.
Aquel cuento que una noche una voz triste y lejana
En su espera sin mañana le contara su emoción.

Se apagaron las estrellas
Y sin rosas el rosal,
No ha podido hallar olvido
Aquel cuento sin final.

Era una vez un poeta que amante
Dejó sus flores correr por el río
Para su amor que esperaba distante
Con ansiedad el envío del amor.

Aveva un bavero color zafferano
E la marsina color ciclamino
Venidi a piedi da lodi a milano
Per incontrare la bella gigogin.

Y sus versos y sus rosas deslizándose en el río
No encontraron sol ni puerto en su dulce desvarío.
El poeta noche a noche sin cansancio y sin hastío
En su pena sin reproche llama al sueño de cristal.

Era una vez un poeta que amante
Dejó sus flores correr por el río
Para su amor que esperaba distante
Con ansiedad el envío del amor.

Aveva un bavero color zafferano
E la marsina color ciclamino
Venidi a piedi da lodi a milano
Per incontrare la bella gigogin.

Era una vez un poeta que amante
Dejó sus flores correr por el río
Para su amor que esperaba distante
Con ansiedad el envío del amor.

Aveva un bavero color zaferazo ...

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct