vistas 1.756

Hubo una vez un país de miel
Con tejados color bermellón
Donde yo era reina y él era el rey
En un reino de cuentos de amor

Mi mágico castillo en el aire
Brillaba transparente bajo el sol

Vino luego aquella tormenta cruel
Y el castillo del aire calló
Una luz de un rayo se abrió a mis pies
El abismo de su corazón

Y entonces pude verlo tal cual era
Y lo que descubrí me destrozó

Oh, oh, oh
Oh, ah, ah
Oh, oh, oh, oh, oh
Ouh, oh, oh

Mi rey era un monstruo de piedra
Con el corazón de piedra
Su amor siempre fue mentira
Castillos que hoy son ruinas