Mis Días (con dlux y flavio rodríguez)

Nach

vistas 1.784

He amado, he llorado; he besado, me he entregado;
he sido mala y hasta cruel. Sin pensar en creer en otro hombre én este mundo, pensé que como mujer iba ya a tener bastante. No más miedos, no más hombres en mis llantos. No más sueños destrozados, no más días sin amor. No más sentirme atrapada, vivir sin aire. Pero mi plan ha cambiado, he perdido el control. He tomado, he bailado. He caído, he gritado. Me han marcado y hasta ya he olvidado cómo amar a una mujer. Estancando emociones, ciego por miles de razones, evitando el contacto. Pero por fín te he encontrado, el viaje ha terminado, con destino entre tus brazos.

Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. La vida entera quiero envejecerla, quiero dártela a tí. Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. La vida entera quiero envejecerla, quiero dártela a tí.

Sí. Nach, Dlux, y alguien por encontrar. Quién quiere andar por la tierra pudiendo volar y volar,
así escalar cualquier montaña, atravesar cualquier mar. Amar es encontrar el paraíso en el que todo ser humano siempre quiso entrar. Y hoy en un bar te busco, te encuentro, me atrapas. Te miro atento, eres libre como yo, y así lo siento.
Me das tu aura, no pasa el tiempo. Seguimos tú y yo dentro, muy dentro.

Me hablas del sexo y de tu pasión, no de un futuro echado en sillón viendo la televisión. Yo te hablo de sueños, también de defectos. Hablo de darte medianoches en un mundo perfecto. Puedo quedarme a tu lado y en tí bien enredado. En el despertador de un Lunes o en el cubata de un Sábado, puedo compartir besos, cama y huevos. No habrán más miedos ni celos, ni duelos ni juegos de egos. Me pego a tí como un imán, mis días ya sé a dónde van. Recuerdos negros ya no volverán, no se repetirán. Tú estás aquí y eres mi guía, y ahora por fín pegado a tí. Así quiero pasar mis días.

Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. La vida entera quiero envejecerla, quiero dártela a tí. Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. La vida entera quiero envejecerla, quiero dártela a tí.

Ahora sé que eres tú el destino de mi suerte; felíz de encontrarte, impaciente por tocarte. Yo también quiero ser tu sudor, tu vigor, tu noche y tu sol. Morir abrazados haciendo el amor. No quiero comer ni beber, ni respirar. Quiero acostarme sin pensar que te puedes borrar. No quiero comer ni beber, ni respirar. Quiero acostarme sin pensar que te puedes borrar.

Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. Quiero que me los des para amarte la vida entera. Mis días, lo que me queda, quiero que me los des para amarte. Quiero que me los des para amarte la vida entera.