Soy un simple soldado y en esta guerra
muchos me quieren ver bajo la tierra.
No siento odio, no guardo rencores,
nunca les caí bien a los represores. Por suerte.

No hay olvido ni perdón,
a los que arruinaron mi nación.
No hay olvido ni perdón,
a los que arruinaron mi nación.

Dicen que antes de la última matanza
quedaba alguna luz, había una esperanza.
Dicen que aquellos tiempos eran mejores,
no nos mirábamos con estos temores.

No hay olvido ni perdón,
a los que arruinaron mi nación.
No hay olvido ni perdón,
a los que arruinaron mi nación.

Dicen que ya habían aniquilado todo,
y en un acto de morbosidad indecente,
quisieron matar a miles de adolescentes,
los mandaron a los mares de la muerte.

No hay olvido ni perdón,
a los que arruinaron mi nación.
No hay olvido ni perdón,
a los militares que arruinaron mi nación.
No hay perdón.

A los que asesinaron.
A los que asesinaron a mi generación.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct