vistas 4.290

Cuando llueve el invierno sobre tu ausencia
te busco en mis recuerdos, llamándote,
y me mojo en los soles de tu presencia
porque siempre hay enero sobre tu piel.
Pañuelito verde de adiós
del camalotal
que se fue en un río de amor
a la soledad...
Dónde está tu risa feliz?
Dónde? Dónde fue?
El verano rojo de sol
que mojó tu piel...
Estás en el romance del duraznero,
con un gusto silvestre de luna y miel
y en la lágrima tibia, vuelta en el verso,
de un amor de verano que se me fue.