vistas 3.532

La Leyenda Del Holandés Errante

Tierra Santa


He conseguido vencer mil tormentas
Buscando la tierra que un día dejé
Siempre esperando en el cielo
La estrella que alumbre el camino que me haga volver
Y con el viento cruzar esta mar que tanto cuesta recorrer
Y volver a respirar el aire del lugar que me vio nacer
Perdí mi rumbo y a cambio del alma
Robé la grandeza que tiene este mar
Fui condenado a vagar sin destino
Vacío y errante, sin puerto ni hogar
Es mi prisión el mundo entero sin tierra que pueda algún día volver a pisar

Porque solo mi esperanza es la muerte
Y mi castigo es la eternidad

Voy a entregar hasta el último aliento
Que quede en mi vida en poder regresar
Aunque camine por siempre en tinieblas
Y mi única luz se apague en mi soledad
No dejare mi memoria al destino que haga que olvide
Mi puerto y mi hogar
Ni rendiré mi valor ni mi sangre, lucharé

Más allá del umbral del horizonte
Allí donde nunca me alcance la tempestad
Buscaré la tierra que el mar esconde

Porque solo mi esperanza es la muerte
Y mi castigo es la eternidad

Si ha llegado el fin, mi vida
Ruego a dios que antes de morir
Con el último golpe de viento
El mar me lleve junto a ti

Más allá del umbral del horizonte
Allí donde nunca me alcance la tempestad
Buscare la tierra que el mar esconde

Porque solo mi esperanza es la muerte
Y mi castigo es la eternidad

Alcanzaré mi libertad aunque caiga, y lucharé
¡Por toda la eternidad!