Hoy vi un ratón muerto en la calle y del olor ya me iba a desmayar, me recordó el salón de clases de nuestra Secundaria Nacional.
Y si tu vas al cementerio o si la cárcel vas a visitar puedes jurar que se parecen a nuestra Secundaria Nacional. Yo, de la Nacional quería escapar me daban ñañaras nunca estudié.
Yo, a la Nacional quiero olvidar en donde mi niñez desperdicié.
Tantos regaños soportamos por mascar chicle y por bailar el rock. ¡Que mala suerte fue tener que estar siempre encerrados en la Nacional!.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct