No me toques, no me abraces, muñequita.
No me beses, no me beses, te lo pido.
Mi cariño sepultado en el olvido
ya no quiere tus caricias como ayer.
Yo pretendo un nuevo amor en cada día
y a la falsa promesa engañadora
olvidar y querer a cada hora,
pero nunca jamás podré querer.

Porque en mi afán de venganza
veo en todas a la impura,
mujer ingrata y perjura
que robó mi corazón.
Por eso que a las mujeres
que el amor pone en mi paso
les pago por cada abrazo
con un beso de traición.

Yo si un día fui tu esclavo y fui tu dueño
y te dije que te amaba ciegamente,
fueron frases que brotaron solamente
bajo el fuego de un momento de pasión.
A otras tantas muñequitas amé lo mismo
y después las olvidé, te lo confieso,
no me pidas que te bese, que mi beso
es un beso de perfidia y de traición.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct