Photo of the artist Les Luthiers

Educación sexual moderna

Les Luthiers


Jorge Maronna:

¡Oh, señor, ten piedad de este pobre monje! ¡Dame fuerzas para resistir la tentación de la carne! Sí, ya sé que merezco esta penitencia… Desde que tomé los hábitos se me hace cada vez más difícil cumplir con el voto de castidad. El Padre Prior me dijo: "Hijo, es muy simple, debes distraerte. En tus ratos libres ocúpate de tus manualidades… O no, no, mejor reza. Rézale a la santa de la pureza, de la abstinencia: Santa Frígida".

Y fui a rezarle a la imagen de la santa que tiene ese aspecto austero, ese rictus de amargura, en verdad, pobrecita, es espantosa… Pero después de rezarle varias horas de pronto me pareció que empezaba a sonreírme, que me guiñaba un ojo… En ese momento apareció el padre prior y viendo la lujuria en mi rostro me dijo: "¡Insensato, es una imagen de madera!" Sí, sí, la santa es de madera, pero yo no soy de hierro… "Te estás condenando, ¿qué me dices del voto de castidad?" ¡Nada, que yo voto en contra! Y para colmo, yo que trato de no pensar en estas cosas como penitencia debo cantar esto, un cántico para la educación sexual de los jóvenes.

(Entran en escena Puccio, Núñez y Daniel y, junto a Jorge, interpretan un canto gregoriano)

Coro:
Los jóvenes que desean salvarse
deben seguir nuestro consejo
para tener una vida apacible.
Ahora que están creciendo
ya pueden saber muchas cosas,
para que tengan buena información
les cantaremos esta alegre canción:
dubi dubi du.

Ya es hora de hablar de sexo,
y podrán evitarse daños.
Ya tienen edad suficiente,
ya van a cumplir treinta años,
dubi dubi du.

Carlos Núñez Cortés:
Lo primero de lo que hay que hablar
es de lo que hacen el hombre y la mujer.
Carlos López Puccio: Hay que nombrarlo bien clarito
Puccio+Maronna: para que se pueda entender.
Coro: eso se llama...
Daniel Rabinovich: dubi dubi du.

Coro:
Cada vez que salgas con un desconocido
y hagas el... dubi dubi du
no debes descuidarte,
debes tener cuidado,
Carlos López Puccio: porque puedes contagiarte
Coro: ¡porque es pecado!

Carlos Núñez Cortés:
El principal riesgo de contagios
es cuando se hace dubi dubi a lo loco
Jorge Maronna: En el matrimonio no hay peligro
Daniel Rabinovich: ¡claro!, porque se hace muy poco.

Coro:
Y el peligro se agrava
para esos pecadores
que en lugar del dubi dubi
les gusta el daba daba.

Carlos Núñez Cortés:
El uso del preservativo
es un método moderno,
contra el contagio es efectivo,
Coro: pero te vas al infierno.

Los jóvenes que desean salvarse
deben seguir nuestro consejo
para tener una vida apacible,
amen, amen, amen... lo menos posible.

Send Translation Add to playlist Size Tab Print Correct